¿Por qué un cuerpo en Cristo?

Bajo el principio de la unidad, la Biblia llama a los creyentes, como miembros del cuerpo de Cristo.

El ser humano es un ser sociable, nos necesitamos unos a otros para organizarnos como sociedad en múltiples esferas de la vida, aún y cuando hoy las personas buscan resaltar la individualidad; pero la sociabilidad y la interacción con un otro, son fundamentales para el desarrollo y bienestar de la persona a lo largo de toda su vida.

Un ejemplo básico, son los servicios y productos que uno fabrica y otros requieren para la subsistencia. El trueque fue una herramienta de organización comercial que se estableció, cuyo principio era la sociabilidad para poder llevarse a cabo.

En las Escrituras, la Iglesia que es la asamblea de los creyentes en Jesús, es denominada el cuerpo de Cristo. Cuáles son sus principios, su dinámica y de qué manera opera. A continuación, veremos en detalle estos aspectos y por qué es importante que un creyente en Dios y en Jesús, se vea incluido en el cuerpo de Cristo.

  1. En la Biblia se mencionan 22 versículos acerca del cuerpo de Cristo. En su más amplio sentido se establece como un principio fundamental, que los creyentes en Jesús, todos y cada uno en particular, son miembros de cuerpo de Cristo con todo lo que ello implica.
  2. De esta manera, consideraremos algunas citas bíblicas como base de esta plática:

1ra Corintios 12:12 “Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo”.

Romanos 12: 4-5 “4Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 5así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros”.

Efesios 4:4-6 “4un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5un Señor, una fe, un bautismo, 6un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”.

  1. Como se anticipó, en el cuerpo de Cristo un principio fundamental es la unidad; se enumeran los vocablos: un Señor, una fe, un bautismo. Esto da cuenta de elementos que son comunes a todos los miembros. Un Padre para todos da cuenta de una familia. Entonces, cada miembro es parte de esta familia. Por ello cobra sentido el concepto de cuerpo. Un hombre corporativo, el cual representa a Cristo aquí en la tierra y que es denominado la Iglesia, el cuerpo de Cristo.
  2. Ahora bien, se presenta la siguiente dinámica; que aún, siendo muchos miembros, todos y cada uno pertenecen al cuerpo; y no solo eso si no que cada uno forma parte importante del todo, el cual es el cuerpo de Cristo. De este modo, cada uno como miembro, es importante para el otro, puesto que ambos son miembros del mismo cuerpo y se necesitan en favor del cuerpo.
  3. ¿Cuáles son principios más básicos que rigen a este hombre corporativo, el cuerpo de Cristo?
    1. Ser un cuerpo (un todo): Los miembros, cada uno en particular, forman el cuerpo que es Cristo (1ra Corintios 12:27)
    2. La unidad: aunque somos muchos, somos uno en Cristo. (Romanos 12:4-5)
    3. La autoridad: Cristo es la cabeza del cuerpo (la Iglesia) (Colosenses 1:18)
    4. El cuerpo es una familia: Ya no somos extranjeros, sino miembros de la familia de Dios (Efesios 2:19)
    5. Funcionalidad (roles): Partiendo por los apóstoles, hay diferentes roles y todos son necesarios (Efesios 4:11-16) (1ra Corintios 12:28-30). Apóstoles, profetas, evangelistas; pastores y maestros; cada uno de ellos con su rol y trabajo en la obra de Dios.
    6. La interdependencia: El cuerpo se nutre y se une por coyunturas y ligamentos para crecer y edificarse en amor. (Efesios 4:15-16); (Colosenses 2:19)
    7. La mutualidad (amor mutuo): Lo mismo que el cuerpo humano, que se reciente en su todo cuando una parte está enferma; en el cuerpo de Cristo que es la Iglesia, cuando un miembro se duele, todos se duelen con él. (1ra Corintios 12:25-25)

RESUMEN:

  • El creyente en Jesús no se hace miembro de una institución humana, aunque las comunidades locales se organizan administrativamente. Se hace parte del cuerpo de Cristo, que es su iglesia; un organismo vivo que interactúa entre sí donde cada miembro es importante.
  • Percibirse miembro del cuerpo de Cristo es de suma importancia, nos vemos miembros unos de otros, hermanos en la fe unos de otros. Y como una familia, la expresión práctica del amor mutuo puede fluir.
  • Un miembro del cuerpo (como ejemplo el cuerpo humano) no puede ser independiente de los otros miembros. Una mano, un pie; se necesitan mutuamente para que el cuerpo se mueva y se desarrolle. Esto se debe cumplir como principio en la vivencia de una comunidad local.
  • La unidad del cuerpo de Cristo que es la iglesia, es un principio fundamental para la fe del creyente. Jesús rogó por la unidad de su Iglesia que es su cuerpo. (Juan 17:21-23)
  • Veámonos como miembros los unos de los otros. Esto nos ayudará a crecer y a desarrollarnos en la fe; a actuar en armonía con todo el cuerpo el cual es su iglesia.

Pr. Gabriel Acosta G.